Ballet Hispánico’s Lyvan Verdecia, Shelby Colona, and Antonio Cangiano in Cada Noche. . .Tango | Screenshot from the 50th Celebration filmed by Nel Shelby Productions

Ballet Hispánico: una tradición de 50 años en Nueva York

Desde el inicio de los años setenta, el Ballet Hispánico se mueve a un incesante compás que lo ha convertido en el referente dancístico de la comunidad latina en Nueva York.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Al ritmo del Mambo No. 5 de Pérez Prado, un grupo de jóvenes bailarines -todos ellos ataviados en ropa de trabajo- ensayan sin descanso la coreografía que plantea una moderna interpretación de cómo mover un cuerpo latino al ritmo de estos conocidos acordes.

Y es que tras cinco décadas de existencia, esta institución neoyorquina festejó tan significativo logro con una espléndida gala que fue transmitida por plataformas digitales. “Es nuestra celebración de 50 años de orgullo, de danza, de educación”, señaló Eduardo Vilaro, director artístico y CEO del Ballet Hispánico. “Presentamos varias obras de grandes coreógrafos y, a la misma vez, nuestros estudiantes también tuvieron la oportunidad de dar algunas funciones”.

El legado de su fundadora, Tina Ramírez, se ha perpetuado gracias a una intensa labor de entrega y dedicación que tuvo su origen en la idea de esta inmigrante de proporcionar a las familias de comunidades marginadas un acceso a esta forma de art

“Para nosotros, 50 años significan tanto porque es una labor de amor. En 1970, no teníamos un espacio para los bailarines latinos, pero ahora sí. Entonces, esta celebración nos da la oportunidad de demostrar este orgullo y la importancia de esta organización”, enfatiza de manera entusiasta Vilaro.

En la época de su creación, allá por los años setenta, la ciudad de Nueva York atravesaba por uno de los peores momentos de su historia: una debacle económica y recortes del presupuesto municipal, aunados a la corrupción y la violencia, tenían sitiados a sus habitantes. Y fue precisamente durante esta crisis que diversos artistas, todos ellos de diferentes características raciales, impulsados por los movimientos de derechos civiles, se deciden a tomar la escena citadina y establecer instituciones sin fines de lucro dedicadas a brindar un anhelado camino a la creación artística y, con ello, a la posibilidad de pervivencia.

En la actualidad y desde siempre, la historia amenaza con repetirse… El ciclo de la vida pareciera también ser el ciclo del artista. Sin embargo, Ballet Hispánico ha desafiado al tiempo y al suceder histórico al forjar su propio camino en el arte. Brindando con ello una prueba del inmenso talento que se puede cultivar en cualquier comunidad a la que se le brinden los recursos necesarios para florecer. Esta compañía ha recibido el reconocimiento de su público fiel y de instituciones estadounidenses como la Casa Blanca.       

Esta celebración virtual de los 50 años del Ballet Hispánico se dio justo antes de que el gobierno del estado de Nueva York anunciara el término de las restricciones sanitarias debido a la pandemia. Pero incluso tras dicha iniciativa, la Gran Manzana todavía se encuentra lejos de permitir el acceso a grandes espectáculos que se efectúen dentro de un espacio cerrado. Tal es el caso de los teatros de Broadway, cuya reapertura se efectuará de manera escalonada, a partir de septiembre y se extenderá hasta finales de diciembre.

El propio Vilaro comenta que se concibió el festejo virtual precisamente para no exponer ni al público ni a ningún miembro de la compañía: “El orgullo que sentimos es algo increíble. Poder regresar a esta ciudad que nos quiere, que nos ama y que desea vernos. Y tener la oportunidad de presentar más funciones porque aquí nosotros estamos acostumbrados a darle a la comunidad espectáculos hasta en las calles. Porque nuestra gente sabe lo que es estar de fiesta y celebrar con mucho amor”.

Para conocer más sobre los festejos de los 50 años del Ballet Hispánico, visite la página web: ballethispanico.org

Artículos más recientes

Próximos eventos

Translate »