Fotografía por Fernando Gazzaniga
Fotografía por Fernando Gazzaniga

El sabor de España revive en la Gran Manzana

Las delicias de la península ibérica se pueden encontrar en varios lugares de Nueva York; sin embargo, su calidad pudiera considerarse disímbola. Y quienes se aventuren a un paseo por el coqueto barrio del Upper East Side, disfrutarán de la gastronomía española con todas las letras. 
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
- Recomendamos -

Siempre he insistido que la cocina italiana está en mi alma, en mi corazón y sobre todo en mi paladar; es como si no hubiera espacio para ninguna más, pero la verdad es que no es así. Como amante de la buena cocina adoro la comida, provenga de donde provenga, y aquella de la costa mediterránea tiene exquisiteces al por mayor.

La entrañable España está entre las primeras de mi lista gastronómica debido a su variedad, sabores y la diversidad que ofrece; entre mis preferencias, la Madre Patria pelea -cuerpo a cuerpo- con el eximperio romano.

Y es que según la region ibérica que se referencie, la oferta es increíble:

  • Galicia se congratula de ser uno de los mejores lugares gastronómicos. 
  • Andalucía y sus gazpachos, la típica sopa fría de tomate que se toma en el verano, o sus paellas.
  • En Valencia se come desde la misma paellera y se las aplaude de pie.
  • Extremadura y sus embutidos son inigualables.
  • Y qué decir de Asturias y sus pescados.

Para completer esta diversidad, no se pueden obviar los tapeos madrileños (tostas de pan, que traen encima jamones o diferentes quesos o tortillas), las croquetas, una buena morcilla a la parrilla. Podría seguir y seguir mientras la boca se me hace agua.

Afortunadamente, Nueva York cuenta con un lugar que suma esta diversidad de sabores: @pilpil restaurante.

En el Upper East Side, en la calle 71 y la Tercera Avenida, este pequeño lugar ofrece un amplio menú de platos españoles. En su carta se pueden encontrar maravillosas entradas que van desde tablas de quesos o embutidos, gambas al ajillo, pisto de berenjenas o crocantes y jugosas croquetas, hasta bacalao al pil pil -hecho en salsa de tomates. Chuletas de cordero, pollo catalán o albóndigas de la abuela, arroces, patatas bravas y tortillas.

El recinto cuenta también con una amplia variedad de vinos. Dentro de los tintos hay exquisitos Riojas y Ribera del Duero; y en los blancos, maravillosos Ruedas Sauvignon blanc orgánicos. Su amplia terraza con mesas altas evoca aquellas típicas tascas madrileñas donde el comensal se toma un vino de pie entre estruendosas charlas.

@Pilpil es el clásico lugar al que uno promete volver. Porque porporciona un espacio cálido, comida inigualable y atención de primera. Una incomparable opción para disfrutar de una pequeña y deliciosa porción de España en esta urbe de acero.

Artículos más recientes

Próximos eventos

Translate »