Jaime Lozano. Fotografía: Cortesía.
Jaime Lozano. Fotografía: Cortesía.

Historias de valor que cantan al éxodo: Songs by an Immigrant

Jaime Lozano enmarca 12 historias del exilio dentro de su reciente álbum que celebra el sentido de comunidad de los inmigrantes.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
- Recomendamos -

“La música es un lenguaje universal” y bajo esta premisa, se convierte en un arte de carácter incluyente. Y es por esto que la experiencia migratoria, se convierte en una fuente de historias que dibujan ciertos patrones que superan toda diferencia de idioma, cultura o religión.

Y es en este contexto que surge Songs by an Immigrant (Canciones de un inmigrante), el trabajo musical del compositor y arreglista mexicano, Jaime Lozano y el colectivo The Familia. Un álbum compuesto por 12 piezas musicales interpretadas por un amplio número de talentosos cantantes y músicos hispanos, quienes bajo la dirección de Lozano, plasman a través de melodías viajes y relatos de aquellos que, por diferentes razones, decidieron dejar su terruño y aventurarse a nuevos rumbos.

La historia detrás de Songs by an Immigrant.

El honor de una invitación será la primera luz guíe este valioso proyecto. La idea nació en 2017 con una invitación que recibió Jaime para participar en el festival Crossing Borders organizado por el teatro Two Rivers (NJ). En dicho evento tuvo la oportunidad de dirigir y presentar lo que sería su primer concierto como músico y arreglista. Con la sensibilidad puesta al servicio de contar historias, Lozano decidió honrar al público presente y escribió, junto a otros colaboradores, cuatro canciones que narran viajes de inmigrantes latinos desde diferentes perspectivas. 

La receptividad de la audiencia llevó a este regiomontano a otras plazas en Nueva York, donde la audiencia recibió con más aceptación e interés su propuesta de contar sus historias a través de la música. Hecho que lo impulsó a querer compilar todos estos relatos en un mismo trabajo discográfico.

El proceso de producción vio sus orígenes desde el mismo momento de aquel primer concierto, en el que con ayuda de su coarreglistas, Jesús Altamira y Damián Cantú, ambos mexicanos y residenciados en su país, dan los primeros pasos para estructurar los arreglos musicales de cada una de las piezas. A la par, comenzaron a aventurarse en las posibilidades de concretar la lista de cantantes ideales para cada una de las obras. 

Al inicio del 2020, poco antes de la pandemia, el proyecto solo contaba con una de las voces grabadas. Lo que condicionó al resto de los participantes a grabarse desde sus casas. Situación que, a su vez, significó un reto enorme de ingeniería para lograr el mismo balance y tesitura en el disco. Todas las voces fueron grabadas desde los hogares de los propios cantantes.

Esta aparente limitante impulsó a muchos artistas que Lozano admira y respeta, a colaborar con el proyecto. Tal es el caso de los nominados y ganadores de Grammy Latino: Raúl Midón, Gaby Moreno, Mireya Ramos (Mariachi Flor de Toloache) y Bobby Pulido, entre otros. Al igual que los cantantes de teatro musical Florencia Cuencas, Mauricio Martínez, Mandy González, Marina Pires. Sin nombrar un grupo de talentosos y galardonados músicos  de la industria quienes también forman parte de los créditos del disco.

Mudar la ideología de muros por creación de más puentes a través de un sentido de familia.

La Familia es un grupo de artistas multidisciplinario, creado por Lozano. Esta agrupación busca llevar, desde cada una de sus tribunas, historias que forman parte de nuestra cultura hispana. La diversidad artística de este grupo, integrado músicos, cantantes y compositores de diferentes géneros: teatro musical, salsa, Tex-Mex o mariachi, tiene como bandera en sus mensajes la invitación a celebrar el sentido general de comunidad y universalidad; tal cual lo tiene la música, por encima, a las filosofías de fronteras o barreras que nos dividan.

“Los retos son quienes guían el camino”: La historia de este inmigrante

Jaime Lozano ha vivido en carne propia los azares y victorias que trae consigo el aventurarse a ir más allá en pro de los sueños. Considera que tuvo un llamado celestial por la música: “Comencé mi carrera a edad avanzada. Cuando tenía 19 años, sin tener ningún tipo de acercamiento previo, me aventuré a estudiar música y composición en mi tierra, Monterrey, México. Luego comencé a interesarme por el teatro musical. Me uní a grupos de teatro donde comencé a escribir y dirigir mis propios musicales”. 

En esa búsqueda por crecer como artista, decidió crecer musicalmente y solicitó su ingreso a una maestría en NYU. Sorpresivamente, fue admitido con una beca completa para estudiar composición y dirección de teatro musical, a pesar de su limitado manejo del idioma inglés. Culminada su carrera, regresó a México por cuestiones migratorias. Tras dos años, y en medio de su luna de miel, se decantó por permanecer en Nueva York. “Apenas regresé a Nueva York, sentí el apoyo de la comunidad latina y de músicos que radican acá. Tuve trabajos y oportunidades de inmediato, lo que me ayudó comenzar un nuevo proceso de obtención de mi visa. Así que he podido construir un hogar en este país, para hacer lo que más me apasiona que es contar historias, nuestras propias historias”.

Songs by an Immigrant es una producción independiente que cuenta con el apoyo de la disquera Broadway Records para la distribución de la obra. Y además, tiene el privilegio de que Lin-Manuel Miranda le dedicara algunas anotaciones en las que plasma palabras muy especiales sobre la obra de Lozano y su persona. Esta inclusión hace que se consolide, aún más el sentido inicial de comunidad que navega y dirige tanto la filosofía de vida de Jaime como al de The Familia. 

El álbum está disponible en todas las plataformas digitales de música incluyendo, Spotify, Apple Music, Youtube, entre otras.

Artículos más recientes

Próximos eventos

Translate »