Elia K. Schneider. Fuente: Oscar Gio (FB).
Elia K. Schneider. Fuente: Oscar Gio (FB).

Hoy todos somos ciudadanos grises

Se fue una de las grandes figuras del arte de actuar, profesional del teatro, cineasta venezolana y ciudadana del mundo… Elia K. Schneider.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
- Recomendamos -

La Guía Cultural se une en dolor a la partida física de esta insigne dama. Falleció el pasado viernes 28 de agosto en la ciudad de Los Ángeles, luego de batallar varios años contra un cáncer. Con dolor extendemos nuestro más profundo sentido pésame a su esposo el Sr. José Ramón Novoa e hijo Joel Novoa, además de familiares, alumnos y amigos.

Elia Schneider, dramaturga, directora y productora. Nacida en Israel, crecida en Venezuela y ciudadana estadounidense; es reconocida por su extraordinaria carrera como directora de cine y teatro. Sus estudios van desde ballet clásico, danza, psicóloga graduada en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB); para luego completar una maestría en dirección de teatro de la Escuela de Artes de Nueva York (NYU). Una extraordinaria carrera nos deja como su legado.

Nuestra querida Schneider obtuvo el reconocimiento mundial en la década de 1980, al crear y dirigir su Teatro Dramma (Caracas. Venezuela) e impulsada artísticamente por Ellen Stewart de La MaMa Theater, quien le dio un hogar creativo en Nueva York y la consideró como una de las directoras de élite de su teatro. Las producciones de Elia Schneider en La MaMa incluyen Request Concert de Franz Xavier Kroetz (1982), Blumfeld de Franz Kafka (1985), su propia obra Gaz (1989), desarrollada para el 50.º aniversario del Holocausto, y la suya propia: Juega Rooms (2000), que sitúa a tres mujeres en un mundo de aislamiento y obsesiones cotidianas al estilo Kafka.

Citizens of the Gray, fue la última producción en Manhattan de nuestra cineasta y directora de teatro Elia Schneider. Presentada en Theatre For The New Audience (noviembre, 2018). La obra trató acerca de la problemática actual de la guerra de sexos y la era del movimiento Me too. La pieza contó con un elenco de diez actores, todos de origen latinoamericano y compañeros en los talleres de su Academia de Actuación Stella Adler de Los Ángeles.

En sus obras teatrales su enfoque fue siempre en el proceso de ensayo como un trabajo en progreso que nunca termina. A partir de las ideas básicas de la obra, el grupo de actores apuesta por la improvisación y a lo físico. Demostrando como el cuerpo del actor puede expresar las ideas de la obra sin necesidad de diálogo; todo a través de manifestaciones de imágenes y acciones que reflejan los pensamientos internos de los personajes.

Elia Schneider, ha sido un ser humano maravilloso e inspirador para muchísimas personas a lo largo de su vida y carrera. Hoy más que nunca se asemeja con la figura de Stella Adler como maestra y mentora. La noticia de su muerte es causa de luto y conmoción en el mundo entero; especialmente el medio artístico y los amantes del teatro o cine. Actores, estudiantes y admiradores han manifestado su sentir en las redes sociales luego de esta lamentable partida.

Elia k Schneider más allá de haber sido una de las grandes figuras del arte de la actuación en el mundo, también es reconocida por su trayectoria como productora y directora de cine. A través de sus compañías de producción Joel Films y Unity Films, produjo un total de cuatro exitosos largometrajes a lo largo de su carrera.

En 1999, estrenó su primera gran producción, Huele Pega: la ley de la calle, película icónica de la idiosincrasia venezolana y dura crítica social. Para la época fue censurada durante la segunda presidencia del Dr. Rafael Caldera y posteriormente fue éxito taquillero en todo el país.

Otra gran producción destacada por ser la primera película venezolana en participar en los Globos de Oro fue: Punto y Raya (2004). Protagonizada por Roque Valero y la estrella de Hollywood Edgar Ramirez. Esta comedia dramática se desarrolla en una guerra que nunca ocurrió entre Venezuela y Colombia. Expone la empatía entre dos soldados, uno colombiano y otro venezolano, que se conocen en la frontera entre ambos países y terminan siendo grandes amigos. Punto y Raya ganó el Premio a la mejor película en el Festival de Cine Latino de Los Ángeles en el 2004.

En el 2010 estrena su tercera película: Desautorizados, integrada por Erich Wildpret, Albi de Abreu, Samantha Dagnino y Alejandro Alarcón. La trama se basa en un escritor de teatro que vive la historia que está creando. Este largometraje fue nominado al Golden Goblet Award en el Festival de Cine de Shanghai.

Para el 2015, Schneider dirigió su última película: Tamara, protagonizada por Luís Fernández e inspirada en la historia de la abogada venezolana transgénero: Tamara Adrián; quien se sometió a una cirugía de reasignación de sexo. Un personaje que supera sus miedos y tabúes sociales para convertirse en lo que siempre soñó ser: una mujer completa cualquier otra. Esta producción recibió el premio Nueva Visión en el Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara.

Elia K. Schneider. Fuente: Cinema Tropical.

Elia nos dio todo lo que pudo dar y será recordada con mucho amor. Su historia de vida se mantendrá en las fibras más sensibles del comportamiento humano y las artes. Su íntegra dedicación al arte ha inspirado a decenas de actores que hoy lloran su partida. Solamente podemos agradecerle por todo lo que hizo en vida. Nos queda el sabor amargo de no verla de nuevo, de no enriquecernos de su presencia, existe un vacío en el pecho y un nudo en la garganta que se desahoga con la resignación de saber que descansas en Paz.

Gracias Elia K Schneider por tu alma y cuerpo.

Algunos de los escritos

El momento màs jodido, ese que he evitado toda la vida ha llegado. Despues de una larga lucha, hoy mi adorada madre se nos fue. Me deja con el estomago y el alma hecha trizas, pero tambièn con la sabiduría y la fuerza para superarlo. Elia fue la persona màs valiente que conocí. Fueron 27 años de verla luchar como una guerrera contra una enfermedad que pronosticaba solo 5 años de vida. Yo apenas era un niño y cada año sentía que la perdía. Pero ella nunca dejò que eso la detuviera. Su fuerza me permitiò disfrutarla por mucho màs de lo que pensaba, pero con alguien como ella nunca serà lo suficiente. Se fue tranquila y acompañada de nosotros en su casa. Deja enseñanzas en miles de alumnos regados por el mundo, decenas de películas y obras, a mi padre, su compañero y complice de màs de 43 años y una familia que dio la vida por ella hasta el ùltimo segundo. Cualquier cosa que escriba se quedarà chica para hacer justicia a lo que fue mi madre, pero sè que brillò y que brillarà cada segundo a travès de lo que dejò, y le agradezco cada día a esta vida que me haya puesto en el lugar de su ùnico hijo. Te adoro madre. Gracias por la vida y nos encontramos pronto. Estaràs en mi todos los días y te llevarè conmigo.

Joel Novoa (su hijo)

"Entre miles de aplausos hoy se cierra el telón. Nuestra creadora y fundadora Elia Schneider nos deja un legado eterno. Elia, con su temple, con amor infinito por el arte, con devoción profunda por sus actores y alumnos, transformó la vida de cientos de personas. Elia, una fuerza poderosa e imparable, que peleó con cada una de sus fibras por mantener vivo el arte escénico. Nos deja relevantes películas para el cine venezolano y latino, gracias a sus productoras de cine Joel Films y Unity Films.También obras teatrales tan disruptivas y poco convencionales como lo fue ella. Teatro Dramma, su compañía teatral y proyecto más querido continuará su legado, celebrando su vida y obra. Como bien lo decía ella “el arte viene del alma”, y su alma estará siempre presente. Te amamos maestra"

Comunicado Teatro Drama (su compañía de teatro)

"Gracias por todo mi amada Elia. Te llevaré en mi corazón, en mi mente y en el alma hasta el último minuto de mi vida. Cada viaje, cada festival, cada película, cada regaño, cada regalo, cada instante se tu vida en el que compartimos como una madre y un hijo quedaran para siempre en mi historia de vida, de la cual eres y seguirás siendo una gran responsable de mi trayectoria profesional y de ese hermoso camino que me enseñaste a recorrer. Sin miedos, sin temores, con elegancia y con precaución pero sobretodo con mucha disciplina y constancia para alcanzar las metas del aquí y ahora en donde estamos. Mi tristeza quedará reservada para mi espacio íntimo en donde todos los días celebraré el hecho de haberte tenido en mi vida como Maestra, como Directora, como Madre, como amiga, como Psicóloga pero sobre todas las cosas como mi gran confidente. Te Amooo y Te Amaré por los siglos de los siglos Schneider. I love you. Je T’aime, Ich Liebe Dich. Vuela alto y descansa en paz. Como un día me lo dijiste al oído. Yo no duermo casi ni descanso porque el día que muera lo haré eternamente Laureanin!!! Te veo por allá mi amada Madre!! Gracias por todo... Tu ausencia será mi presencia!!! Acción y Reacción. Abrazos eternos para @jrnovoa y @joelnovoa los amo mucho. Gracias por enseñarme a vivir en la ciudad de La Furia... Tu preferida NYC".

Laureano Olivarez

“Elia K. Schneider es mi maestra, mi amiga, mi guía, mi mentora, la voz de mi conciencia, la mujer que me convirtió en esta fearless actress que vino a Hollywood a demostrar de qué está hecha. Estoy hecha de tres años estudiando con Elia Schneider y 12 años de su amistad. Mi pérdida y mi dolor son gigantes y no tengo suficientes palabras. La mayor pérdida, sin embargo, es para todas las generaciones de actores que no van a conocerla y aprender todo lo que la mejor directora de actores de Venezuela enseñaba en sus talleres. Mi promesa a su memoria, es que hasta el día que yo me muera trabajaré por difundir su legado, su enorme e invaluable legado, y por enseñar a los que vienen todo lo que ella me enseñó a mí”

Nina Rancel

“A veces quisiéramos que las personas que amamos fueran eternas, que se quedaran para siempre enseñándonos y guiándonos. Hoy mi trabajo no es presentarte una escena mi quería maestra, hoy mi trabajo es transformar en agradecimiento este dolor por tu partida. Que privilegio absoluto ha sido aprender de ti, verte en acción con esa energía poderosa, sentir como tu ser vibraba y se apasionaba por el arte. Voy a extrañar todo de ti, desde tu risa picara hasta ese carácter fuerte y avasallador. Tus exigencias, tus locuras, tus obsesiones, pero sobretodo ese amor infinito por quienes fuimos tus cómplices de aventuras. Gracias por estos cinco años de aprendizaje a tu lado. Y es que no paras enseñarme, incluso con tu partida me sigues haciendo “pasar por la experiencia”. Stella Adler aprendió de Stanislavski, Marlon Brando de Stella, tu tuviste a Ellen Stewart, y yo tuve el honor de tenerte a ti, de llamarte maestra y mentora. Te amo profundamente Elia Schneider”Mi promesa a su memoria, es que hasta el día que yo me muera trabajaré por difundir su legado, su enorme e invaluable legado, y por enseñar a los que vienen todo lo que ella me enseñó a mí”

Juliana Betancourt

“Maestra Elia K.schneider, te escribo con profundo amor. Detenido y abrumado. Quiero agradecerte infinitamente tu generosidad, tu inteligencia, tu amor. Tus enseñanzas cambiaron mi vida. No escatimo nunca en elogios para referirme a ti. Me enseñaste del arte pero más de la vida, con tu palabra oportuna, tu energía creadora, tu decisión implacable, tu inmensa sensibilidad. Insistías en que para ser un gran artista hay que ser primero una gran persona y fuiste ambas. Tengo muchas anécdotas contigo que siempre recuerdo con Sebastián, Yeisy y los varios amigos que hice en esa experiencia, como por ejemplo, tu honestidad implacable, la agudeza de tu observación y sobre todo, los inmensos ideales artísticos que inspiraste en quien te escuchó. Recuerdo que una vez dijiste en clase que si queríamos ser actores de verdad debíamos renunciar a cualquier trabajo que tuviésemos que no estuviese vinculado al arte, y yo así lo hice al día siguiente, luego me dijiste que tampoco lo tomara todo literal, que debía prepararme para concretar esa decisión. No sabía yo qué hacer después..Pero ahora, con el tiempo y la distancia, cada vez creo estar cada vez más claro de lo que debo hacer, porque no dejo de re-descubrir y reflexionar tus enseñanzas. Espero en algún momento llegar a dónde quiero llegar y ese día te daré las gracias nuevamente, como siempre, con el amor de siempre, porque habrá sido en gran medida gracias a ti. Bendiciones Elia, eres luz y nos has iluminado, atravesándonos, a todos los que te hemos conocido. Mi corazón contigo y espero, de alguna manera, estas palabras sirvan de "hasta luego”. Te escribe con amor, y con el corazón partío, tu alumno”

Jesús Delgado

Artículos más recientes

Próximos eventos

Translate »