'Ana en el trópico', producción de Eastline Theater.
'Ana en el trópico', producción de Eastline Theater.

La luz de Julia Navarro: una estrella en ascenso

"En mi camino he ido descubriendo que las personas somos más capaces de lo que creemos; que todo lo que necesitamos, lo llevamos dentro". La Guía Cultural se sentó a conversar con la actriz española Julia Navarro, protagonista de "Ana en el trópico" en el Eastline Theater.
- Recomendamos -

Julia Navarro es la pasión hecha mujer: una artista con un don de gentes extraordinario y una profunda empatía que impregna cada uno de los personajes que interpreta. Su calidez traspasa el escenario y su energía contagia a cualquiera que tiene el placer de conocerla. Su camino en la actuación la ha llevado alrededor del mundo, destacando en las tablas del Reino Unido y su natal España. Ahora, en su paso por Nueva York, se ha llevado la aclamación de la crítica por su papel como Conchita en la producción “Ana en el trópico” del Eastline Theater.

En La Guía Cultural, nos sentamos con ella para conocer su historia, sus próximos proyectos y lo que la mueve como una artista multifacética que, sin duda, llegó para quedarse.

  1. Después de haber estado en los escenarios de Inglaterra y España, ¿qué te llevó a perseguir la actuación en los Estados Unidos? 

Yo vivía en Londres y estudiaba Musical Theatre y Shakespeare, cuando me encontré con la oportunidad de audicionar en la ciudad para una de las escuelas de interpretación más prestigiosas de Estados Unidos: Stella Adler, en Nueva York. Cuando supe de la oportunidad, no me lo pensé dos veces. Preparé mi audición por mi cuenta y entré en el conservatorio, y ese fue mi trampolín a los Estados Unidos. Fue un auténtico sueño hecho realidad y le dio un giro completo a mi vida.

  1. Tu formación académica es extensa e inspiradora, ¿cuál consideras que es el instrumento más importante en tu caja de herramientas? 

¡Muchas gracias! Lo más importante para mí es la pasión. También son muy importantes la resiliencia y la perseverancia, pero la pasión es lo que me mueve, el amor intenso que siento por mis sueños. Cuando realmente quieres cumplir un sueño y sientes amor incontrolable por lograrlo, ignoras cualquier excusa u obstáculo para poder llevarlo a cabo. No es fácil y, desde luego, tuve que enfrentarme a numerosos retos, pero al final merece todo la pena ya que estás arriesgando, estás intentándolo y, en consecuencia, estás viviendo.

  1. ¿Cuál ha sido el personaje más retador que has tenido hasta el momento? 

Todos los personajes conllevan un trabajo y suponen un reto más o menos grande para el actor. He interpretado a varios personajes que han supuesto un reto enorme. “El color del deseo”, de Nilo Cruz, fue todo un reto ya que interpreté a una mujer anciana y tuve que construir mi personaje a partir de una transformación física que resultó muy interesante. “Ana en el trópico” también ha supuesto un reto de otro nivel, más íntimo y emocional. Lo bonito de los retos es que te hacen crecer si estás dispuesta a identificarlos y trabajar en ellos, y yo he sentido un crecimiento enorme como artista gracias a estos, y espero que vengan muchos más.

  1. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar en “Ana en el Trópico” con uno de los personajes más cotizados del teatro hispano? 

Ha sido un regalo. Conchita es, posiblemente, uno de los roles más bonitos que he llegado a interpretar. He tenido la suerte de compartir la experiencia con un grupo de actores maravilloso y Conchita me ha enseñado muchas lecciones, tanto a nivel profesional como personal. Me sentí y me sigo sintiendo muy afortunada y agradecida por la oportunidad.

  1. ¿Qué tiene Conchita en común con Julia? ¿En qué son opuestas? 

Lo cierto es que tengo mucho en común con Conchita. Desde la primera vez que leí la obra me sentí identificada con su vulnerabilidad, su rechazo al conformismo, su pasión, su deseo, su ternura y su fascinación con la literatura. Quizás reaccionaríamos diferente en alguna que otra situación de la obra, pero en general las similitudes son notorias.

  1. Eres lo que se llama un “triple threat” en la industria por tus habilidades en canto, baile y actuación, ¿cómo mantienes el equilibrio en cada una? 

Con paciencia y dándole a cada cosa su tiempo. La música forma parte de mí y lo envuelve todo en mi vida. He cantado y bailado desde que tengo uso de razón y ello me hace sentir muy viva. Mantener el equilibrio no es difícil siempre que procure darle a cada disciplina su tiempo. Sí es importante la formación constante y no pensar jamás que lo sabes todo o que lo tienes todo hecho, porque ahí es cuando mueres como artista. El artista está en constante evolución y crecimiento, por ello procuro seguir aprendiendo siempre que tengo oportunidad. Me gusta apuntarme a cursos y talleres donde pueda seguir aprendiendo técnicas diferentes y poder experimentar y ver cuáles me sirven y cuáles no. Procuro combinar entrenamiento tanto de actuación como de canto y baile siempre que puedo.

  1. Protagonizaste “Rosa”, un cortometraje que tuvo mucho éxito en Europa, ¿te gustaría dar el salto al cine o prefieres quedarte en las tablas? 

Yo amo la interpretación en cada una de sus vertientes, amo tanto el teatro como el cine. Desde siempre me han encantado ambos, sobre todo el teatro musical. Sí es cierto que siento mucha fascinación por el trabajo ante la cámara y por ello diría que el cine y la televisión me llaman mucho la atención desde siempre. Honestamente, mientras el proyecto sea bueno y pueda vivir en la piel de un personaje interesante, no me importa la modalidad de actuación.

  1. ¿Cómo te mantienes inspirada en una industria tan dura y tan competitiva? 

No voy a negar que es complicado y que hay días en los que se hace difícil, sobre todo cuando eres inmigrante en un país como Estados Unidos. Yo encuentro inspiración en muchas cosas externas, pero la mayor inspiración para continuar y perseverar la encuentro dentro de mí misma. Siempre he tenido muy claro lo que quiero y cuáles son mis metas y mis sueños, y rendirme nunca ha sido una opción. En mi camino he ido descubriendo que las personas somos más capaces de lo que nos creemos,que todo lo que necesitas lo llevas dentro. Puedes encontrar mucho potencial en tu interior si tomas la decisión de creer en ti misma. Lo más importante es que conservo la ilusión de un niño y eso es lo que me hace seguir adelante.

  1. ¿Cuáles son tus próximos proyectos? 

Actualmente estoy con “Ana en el trópico” y, al terminar la temporada, participaré con la obra “E.G.G”. en el New York Theatre Festival. Otro de mis próximos proyectos es “Men on Boats”, con la compañía Eastline Theatre. También estoy trabajando en un proyecto muy personal e íntimo, que me tiene muy ilusionada : “El viento del deseo”, un monólogo de ficción autobiográfica, escrito por la premiada dramaturga española Laura J. García y bajo la dirección de Giovanni Marine, un destacado actor y director dominicano-americano. Esta obra la presentaremos en diversos teatros de Estados Unidos y también la llevaremos a España el año próximo.

 

Julia Navarro se prepara para seguir comiéndose La Gran Manzana con su temple y su talento. Mantente conectado con sus próximos proyectos y síguela en sus redes sociales: @julita.navarro.

Artículos más recientes

Próximos eventos

Translate »