1366_521

Los Oscar estudian cambiar las reglas para dejar fuera a Apple y Netflix

La Academia está estudiando tomar nuevas reglas para evitar que las casas streamings tomen la delantera en las próximas celebraciones
- Recomendamos -

Apple fue el primer streamer en ganar un Oscar a la mejor película con “CODA”, de 2022, y luego le siguió un segundo premio de la Academia por su cortometraje “El niño, el topo, el zorro y el caballo”. Además, se dice que la empresa está aumentando su presupuesto para películas a 1.000 millones de dólares anuales, incluidos los costes de tener más estrenos en salas.

Pero puede que no sea suficiente. Según Puck News, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (AMPAS) está considerando en privado renovar sus normas de participación.

En la actualidad, para optar al premio a la mejor película, ésta debe exhibirse primero en salas de cine, antes que en streaming, y permanecer en ellas al menos una semana. Sin embargo, los streamers pueden poner la película en línea al mismo tiempo que se proyecta en los cines, y no hace falta que sea en muchos cines.

En la actualidad, una película puede optar al premio a la mejor película si ha estado una semana en los cines de uno de los seis mercados clave. Estos son Los Ángeles, Nueva York, San Francisco, Chicago, Miami o Atlanta.

Si Puck News está en lo cierto, las nuevas normas que está estudiando el director general de la Academia, Bill Kramer, exigirán que las películas se exhiban en entre 15 y 20 de los 50 principales mercados de EE UU.

Al parecer, la Asociación Nacional de Propietarios de Teatros ha asegurado a la Academia que el aforo de sus establecimientos no será un problema. Claro que no: las salas de cine se están viendo muy afectadas por el streaming.

Repercusiones del rumoreado cambio de normas

La Academia no ha hecho comentarios al respecto, y se ha informado de que el cambio de normas aún no ha sido votado por su junta de gobernadores. Pero se afirma que la medida es para ayudar a las salas de cine y no para perjudicar a los streamers.

Kramer y al menos algunos gobernadores creen que esta medida ayudará a las áreas artesanales de las películas, como el sonido y los efectos visuales, que se hicieron para las salas de cine.

Sin embargo, costará dinero a los streamers, tanto en costes de distribución como, potencialmente, en un menor número de visionados en sus servicios. No parece probable que el número de espectadores sea tan elevado como para mermar la audiencia, pero una película que tenga una mala acogida en los cines se verá afectada.

Netflix hizo un estreno limitado de la película de Rian Johnson “Glass Onion”, pero fue a corto plazo, y formaba parte del acuerdo para obtener los derechos de la película.

Por lo demás, Netflix tiende a evitar los estrenos en salas. Sin embargo, al mismo tiempo, Amazon y Apple han incrementado sus estrenos en salas, y Apple incluso ha reestrenado “CODA” en los cines para aprovechar su victoria en los Oscar.

En la actualidad, es cierto que los streamers ponen las películas en los cines para asegurarse la elegibilidad para los premios, pero es probable que también lo vean como un importante impulso publicitario.

Aumentar drásticamente los costes de distribución podría cambiar esa situación. Si la junta de la Academia vota a favor de estas normas en su próxima reunión a finales de abril, es posible que Apple se convierta en la única empresa de streaming que gane un Oscar a la mejor película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos más recientes

Próximos eventos

Translate »