Olga Merediz en la película ‘In the Heights’
Olga Merediz en la película ‘In the Heights’

Olga Merediz y su viaje actoral del teatro al cine con ‘In the Heights’

La experimentada actriz cubana relata su proceso histriónico para dar vida a su personaje de la Abuela Claudia en ambas versiones del exitoso musical: In the Heights.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
- Recomendamos -

Cuando se habla de versiones cinematográficas de los musicales de Broadway, son contadas las figuras teatrales que han logrado convencer a los grandes estudios para ser incluídas en el elenco de las millonarias versiones Hollywood. De este modo, los recalcitrantes teatristas no olvidan las afrentas de haber soslayado a grandes figuras como Julie Andrews, Gwen Verdon y Chita Rivera en los roles principales en Mi bella dama (My Fair Lady), Dulce Caridad (Sweet Charity) y Amor sin barreras (West Side Story).

Pero en la última gran transición de las tablas al celuloide, In the Heights, Olga Merediz consiguió la proeza de pertenecer al elenco original de la obra en Broadway y ser seleccionada para el reparto cinematográfico, interpretando el mismo papel.

“Me siento tan afortunada y le doy gracias a Lin-Manuel Miranda, a Quiara Alegría Hudes y a Jon M. Chu por haberme escogido y darme esta oportunidad de seguir esta jornada al lado de este personaje de la Abuela Claudia. Y sabía que tenía una responsabilidad muy grande y que debía de sacarla adelante. Pero  estoy llena de orgullo con el resultado, es casi un milagro”.

A partir del estreno mundial de In the Heights, millones de personas identificarán a la Abuela Claudia como un miembro de su familia. Pero Olga Merediz no es ninguna extraña del musical, pues participó en el filme de Evita (1996) encarnando a Bianca Duarte, una de las hermanas de aquella Primera Dama argentina y detalla las diferencias intrínsecas entre cada director.

“Alan Parker dirigía de manera muy diferente a Jon M. Chu. Recuerdo que Alan Parker me escribió una nota diciéndome: ‘Olga, hiciste un papel buenísimo. Perdóname que tuve que cortar siete de tus escenas’. Alan te dejaba tener tu proceso creativo y filmaba; y a lo mejor, te daba una nota después. Jon Chu tiene un poco más de control y te dice esa frase o esa palabra que te prepara para la escena; te da la indicación para que lo hagas muy real y como debe ser. Y entonces, la cinematografía de él es increíble y eso te levanta y te da ganas de actuar”.

La actriz, nacida en Guantánamo, reflexiona respecto al auténtico reto de actuación que es recrear el mismo personaje en dos medios tan disímiles como el teatro y el cine, y con casi 15 años de diferencia.

“Hacerlo ocho veces a la semana es muy duro y siempre estás exhausta. La voz la tienes cansada porque tienes que proyectar hasta la última fila. Entonces, hacerlo en el cine es completamente diferente, durante mi audición para Jon M. Chu, me planteé el personaje de otra forma porque el cine es muy personal, debes tener los mismos sentimientos pero ejecutarlos frente a la cámara en un proceso interno. Y bueno, yo como persona crecí y cambié; la vida te enriquece con sus acontecimientos y gracias a esto le puse más madurez al personaje. Y con la ayuda de Jon Chu, que tiene un ojo muy romántico y su discurso visual es increíble, me levantó y creó un número musical para la Abuela Claudia que resulta muy diferente al del escenario. Me encantó el proceso porque hacerlo en el cine es a través de muchos días, filmando fuera de secuencia, lo que implica mantener mucha concentración; mientras que en el teatro cantas la canción de principio a fin, sin interrupciones”.

En In the Heights, la historia de la Abuela Claudia tiene su desenlace con la secuencia del metro -que fue filmada en los antiguos vagones del Museo de Tránsito- y que es una referencia a la vida de muchos inmigrantes que parten de su terruño con un destino desconocido y que poco saben de lo que sucederá en la jornada que su trayecto existencial.

“Es brillante esa idea que tuvo Jon Chu de filmar en los trenes subterráneos de Nueva York. Y, en efecto, es una gran metáfora de la vida. Y bueno, la Abuela Claudia tiene un sueño americano, como lo tenemos todos los inmigrantes. Claro que ella lo logra al convertirse en la matriarca de su comunidad. Pero además pienso que logró cumplir sus anhelos con la ayuda de su madre, de sus allegados y con su peculiar filosofía de paciencia y fe”.

Olga Merediz en la película ‘In the Heights’

Artículos más recientes

Próximos eventos

Translate »