Luis Salgado. Fuente: luissalgado.com
Luis Salgado. Fuente: luissalgado.com

R.Evolución Latina: “Vamos a contar esta historia juntos”

Luis Salgado es uno de los exponentes artísticos latino en el mundo. Su carrera de 30 años lo consagra en su innegable talento que lo ha llevado a su realización humana. “Fame on 42nd St”, "On Your Feet" e “In The Heights” son altozano en su transcendental camino artístico sobre el teatro musical.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
- Recomendamos -

“Dare to go beyond” con Luis Salgado, la voz de un héroe sin capa.

Mas allá de la consumación del éxito, Luis Salgado y R.Evolución Latina han demostrado la determinación de trabajar por el arte, de engrandecer la verdadera esencia del latino y de crear por excelencia el verdadero patrón de la responsabilidad artística. 

“R.Evolución Latina es una organización que busca activar el crecimiento humano, individual y colectivo a través de experiencias artísticas para la transformación y el cambio social”.

El “Beyond Workshop Series” es presentado por la organización R.Evolución Latina que, por más de 12 años consecutivos, ha realizado este programa de desarrollo profesional, el cual ofrece aprendizaje a artistas latinos a través diferentes disciplinas artísticas. La cita de este año era en Pregones Theater, donde se llevaría a cabo toda la acción: clases de baile, de meditación, de yoga y de Shakespeare que, en conjunto con la producción de la obra “Titus Andronicus” del escritor inglés, eran objetivos de otro exitoso año cumpliendo su labor con la comunidad latina a la que siempre apuesta.

Esta cuarentena pasará a la historia como la pandemia del Coronavirus: la que detuvo al mundo y nos sacudió los planes –de este 2020– a todos. La nueva tendencia mundial nos ha obligado a mantenernos en casa y ha generado preguntas que cuestionan el nuevo orden mundial, el cual nos indica un camino más impersonal pero mucho más accesible: una era virtual.

Una de las grandes llamadas de alarma ocurrió cuando Broadway cerró sus puertas y todos los artistas pensamos: ¿qué va a pasar con el teatro?, ¿cómo vamos a vivir encerrados?, ¿cuáles serán nuestras alternativas de entretenimiento?, ¿cómo vamos a sobrevivir en medio de esta pandemia? 

La gran hazaña de R.Evolución Latina de no abandonar a ese grupo de seres humanos –hambrientos de nuevas habilidades artísticas, que se perfilaban a ser parte de este proyecto– marca la imprescindible pregunta: ¿funcionará el teatro y las artes sin el encuentro físico? 

Para responder esto, es necesario entender las ganas de vivir la experiencia humana, cuerpo a cuerpo, en el mismo salón, aprendiendo bajo la batuta de un grupo de maravillosos profesionales del arte. Sin embargo, la imposibilidad de las circunstancias dadas no dejaban otra alternativa. No es solo el compromiso que tuvo R.Evolución Latina de saber el costo emocional que nos esperaba estando encerrados –lo que genera aún más admiración hacia ellos–, sino la ejecución exitosa de su programa “Beyond Workshop Serie Online 2020”. 

Luis Salgado nos cuenta en nuestra entrevista para La Guía Cultural cómo se desenvolvió R.Evolución Latina durante la cuarentena.

¿Cómo pudo R.Evolución Latina enfrentar la Cuarentena?

Durante el primer mes de cuarentena R.evolución Latina ofreció más de 50 clases entre Shakespeare, baile, meditación y yoga. La pandemia llegó en pleno proceso de audición en vivo, no conocíamos bien la repercusión que iba a tener la pandemia, decidimos cancelar las audiciones para empaparnos de la realidad que estaba ocurriendo. Cierra Broadway, cierra mi show Matilde, todo cierra y nos preguntamos: ¿Qué vamos a hacer? ¿Cómo lo vamos a hacer? ¿Vamos a conocer a estos seres humanos? Nos damos cuenta de la realidad, la parte emocional que cada ser humano desde su casa va a tener, y va a ser muy dura. Inmediatamente tomamos acción, cómo podemos ofrecer lo que hacemos que es el arte, y cómo a través del arte podemos inspirar en lo que se veía que iba a ser un tiempo complejo. Estamos a 60 días de estar en nuestras casas y nos hemos dado cuenta de la importancia y del valor del arte como ente que permite desalojar esa parte emocional, esa frustración que podemos sentir, esa verdad por la que está pasando en el mundo.

Yo estoy feliz porque el equipo dijo que sí, los profesores se sumaron, y las facilidades de la tecnología nos permitieron comunicarnos.

¿Cómo diferencias el encuentro virtual del encuentro físico?

Nosotros necesitamos a nuestros estudiantes, necesitamos crear una relación, la comunidad, el valor del arte, el trabajo social y artístico que hace que todos siga hacia adelante. El impacto online generó esa interacción. Vamos a contar esta historia juntos.

En el salón, todos juntos, la experiencia es única, retadora y sobre todo humana. Es súper artístico, pero también súper humano. Estar en un mismo salón, jugar, sudar, abrazarnos, crear a través del caos, es súper retador. La forma en que nos gusta jugar es a lo loco, a través del caos la gente se encuentra, crece y explota. Online es lindo porque tiene más métodos, tenemos que comunicarnos por esta vía, por la que no podemos tocarnos (la pantalla). Cuando estás en el salón con todo el equipo es literalmente meterte en un mundo utópico, perderte y salir encontrándote.

¿Qué te impulsa a crear este maravilloso proyecto R.Evolución Latina?

R.Evolución Latina surgió simultáneamente al musical In The Heights. Estar rodeado de Lin Manuel Miranda, Priscila López, Olga Meredith, Eliseo Román, con estos personajes a mi lado, me pregunté cómo es que no sabemos, o cómo no conocemos lo suficiente del potencial latino que hay sobre las tablas, me parecía importante dar a conocer las historias, empecé a hacer entrevistas para YouTube, esas entrevistas comenzaron a hacerse populares y la gente empezó a pedir formas de hacer esos talleres con nosotros, o formas de hacer esos talleres para niños. Terminamos con un campamento de verano que ya tiene 12 años y con la programación para adultos (Beyond Workshop Series). No fue pre-planificado, la misión más grande era inspirar con el arte y la forma de cómo inspiramos con el arte se nos fue revelando en el camino.

El ser parte de In the Heights, ser parte del desarrollo de un nuevo camino a Broadway que resaltaba la cultura latina, lo que es la experiencia humana del latino, no el arquetipo que se quiere vender; no el tipo con cocina en el bolsillo o con la cuchilla en la mano; sino celebrar una abuela Claudia, simple y sencillamente por ser la que día a días nos inspira, celebrar un Usnavi porque en la bodega se preocupa por darnos un cafecito con leche gratis cuando no tenemos con qué pagar: esa humanidad, esa humildad del personaje latino, latinoamericano, esa experiencia que vivimos ahora tú y yo en esta entrevista, verla reflejada en una producción tan exitosa como lo fue In The Heights y tener la oportunidad de esa experiencia y dar inicio a R.Evolución Latina, marca un momento muy importante en mi vida.

¿R.Evolución Latina existe solo en Nueva York o también en otras partes del mundo?

Revolución Latina nace en Nueva York pero se ha extendido: ha estado en Colombia, en México, hemos estado en Perú, el caribe es parte de nuestra vida así que República Dominicana y Puerto Rico son parte de R.Evolución Latina por naturaleza.

R.Evolución Latina ha sido parte de nuestra cultura directa o indirectamente. (Refiriéndose a todas las personas que se unen al programa, año tras año, de diferentes nacionalidades, en este caso particular, Venezuela).

Los humanos que dirigen R.Evolución Latina

Directores:

Luis Salgado. Fundador/CEO/Director Artístico

Gabriela García. Co-Fundadora/Directora

Denisse Amber. Directora Co-Ejecutiva

Mathew Steffens. Nuevo Director

Heather Hogan. Director Co-Creativo

¿Cuáles son las musas de Luis Salgado?

La vida, la música, el existir, la pregunta interminable de ser o no ser, ¿de qué es la vida un frenesí, ¿qué es la vida una ilusión? Esas preguntas me mueven mucho. Cuando digo la vida, digo lo incierto, lo que no se conoce, la búsqueda especifica de cómo vivir de esa experiencia. Cada vez que empiezo una obra como director o como coreógrafo le doy la vuelta a las referencias, a las metáforas, al impacto de vida que tiene la historia que voy a contar. Esa es mi musa, tú y yo somos parte de una vida que creemos conocer pero que no conocemos, y la búsqueda de qué significa ese vivir, esa experiencia de vida es lo que me hace ser yo y lo que me hace hacer arte. 

¿Qué hace el estilo de Luis Salgado único?

Mi humanidad en realidad, es muy fácil ser muy técnico en el éxito que hayas tenido en la vida, el arte se desarrolla de muchas formas y yo no soy técnico, yo entro a un lugar y no tengo que dar mis créditos necesariamente, yo entro y digo “vamos a hacer arte”. 

Una de las cosas que más resuena en mi trabajo es la humanidad, es el proceso humanitario, no importa si haces un show Off-Broadway o en Broadway, o un show en un salón con capacidad máxima para 20 personas. Hablando contigo yo quiero vivir una experiencia humana, quiero que lo que estamos haciendo sea personal y yo pienso que eso, al final, me define un poco.

¿Qué es la Filantropía y qué te deja? 

No es un lujo ni porque haya llegado a Broadway o haya ganado un premio, es una responsabilidad, porque yo soy el producto de un maestro que me llevó de la mano por 5 años y me llevó a otro maestro que me llevó a otro lugar. Toda mi vida le voy a agradecer a ese maestro que confió en mí. Esa pasión, esa responsabilidad que él tuvo conmigo, yo la he heredado. Ser filántropo no se trata de recaudar fondos y de re-localizarlos.

La comunidad de niños en Santo Domingo, que en este momento no saben cómo limpiarse las manos porque no tienen agua para lavárselas, es una responsabilidad, no es un lujo. Las familias en Chibcha, un pueblo en Perú, en donde fuimos 4 años después de un terremoto, no tenían puertas y ventanas, ayudarlos a conseguir y comprar puertas y ventanas para esas familias no era un lujo, era una responsabilidad. Ir a mi país, Puerto Rico, y activar 7 grupos artísticos durante el tiempo del huracán María para ayudar a esos grupos artísticos y para que con el arte de esos grupos se pudiera ayudar a comunidades como la de Puñuelas, entre muchas otras, no es un lujo, es una responsabilidad. Para mí, la filantropía es una responsabilidad social que yo tengo como ser humano. La ventaja es haber podido lograr un sueño que me ha ayudado a tener una voz, que me permite tocar una puerta y decir: “necesito que me ayudes a llegar a este lugar”. La importancia de no olvidarnos de dónde venimos  después de alcanzar nuestros logros, para mí eso es la filantropía. 

¿Qué le dirías a las personas que no han logrado sus sueños?

Yo creo que la única manera de llegar es no darse por vencido. Al final del día, vuelve Calderón de la Barca con “¿qué es la vida?”. Los sueños, sueños son y, al final del día, los sueños son como la felicidad, como el amor y a lo mejor un poco como Dios: existen o no existen, no sabemos la respuesta a eso, podemos sentirnos de esa forma, pero no podemos ponerle el dedo. Existe el amor, yo siento el amor, pero no sé si existe el amor; yo siento la felicidad, pero no sé si existe, yo siento un sueño, pero no sé si existe. Lo que sí existe es la acción: yo voy a prenderle una vela al Espíritu Santo porque yo sé que esa acción me va a conectar con algo, yo voy a darte un abrazo y voy a besarte por una hora porque voy a demostrarte algo que siento que llamo amor. El amor es como el teatro, el teatro es la mejor metáfora para la vida: es esa acción de aquellos que buscan un sueño, yo incluido, tantos sueños todavía por cumplir… Solo puedo cumplirlos si actúo, tengo que tomar acción, tengo que romper una barrera, tengo que atreverme a más, la filosofía de R.Evolución Latina es “Dare to go beyond”, tenemos miedos, tenemos preocupaciones, limitaciones y eso nos ataca a todos; y yo, por tener una organización con esa filosofía, no estoy exento de esa verdad. Cada vez que esté el miedo, la inseguridad, hay que tomar acción y, por medio de la acción, romper la barrera y buscar el camino hacia ese sueño. 

Acerca de Luis Salgado

Inició como bailarín a los 9 años en un programa de escuela pública llamado “Programa Enlace”.

“Me considero un afortunado de haber formado parte de ese programa por dos años en donde conocí a José Javier Rivera de Corozal, quien daba clases en la Universidad de Puerto Rico y creó este experimento de aplicar lo que aprendía en la Universidad y llevarlo a las escuelas públicas de estos jóvenes de 9 años, por lo que yo siempre bromeo y digo que obtuve mi educación secundaria a los 12, 13 años. Eso generó en mí mucha hambre de saber, de conocer, de dominar”.

Fundamentalmente en esos años con el Programa Enlace se instruyó en Floklore – Guateque. 

A los 15 años, José Javier lo llevó a una academia de baile de Leandro Constanzo y, eventualmente, de Marcelo Alcalá, dos coreógrafos que trabajaban mucho en el teatro musical de la perla del Caribe.

“En esos 2 años con ellos, recibí una nueva inyección que me abrió mi propio camino y empecé a hacer más teatro, a tener nuevas experiencias con directores como Ernesto Concepción; en esas experiencias, me tocó formarme haciendo”.

Luis Salgado llega a la universidad como un actor formado y ya, en esa época, su parte académica empieza a quedarse a un lado porque su carrera toma un giro y empieza a trabajar con artistas comerciarles que viajaban a diferentes ciudades del mundo, entre ellas, Nueva York. Inmediatamente, la ciudad que nunca duerme pero que nunca para de soñar, ejerce sus efectos inmediatos e inspira a Luis a buscar nuevos conocimientos, proceso que lo enamora de la Gran Manzana y toma la decisión de mudarse a la capital del mundo. 

“En Nueva York hay tantas cosas que no sabía y fue encontrarme con el compromiso, con el trabajo arduo, el compromiso con el enfoque, y el compromiso a realmente aprender lo que detona mi proyección artística. Hay tanto que no sé, tanto que no domino, que pienso que es una bendición no saber, se aplica eso de “todo lo que sé, es que no sé nada”. Realmente es muy valioso y pasa eso que en el momento que sabes, empiezas a morir. Me acuerdo con alegría llegar a la ciudad y encontrarme con un mundo que no dominaba y que me requería estar vivo, presente día y noche. ¿Cómo pagar una renta? ¿Dónde puedo trabajar? Hay un interés mayor sobre las técnicas que sabía y me empiezo a adentrar a nuevas técnicas actorales como Sanford Meisner y estar en un estudio de actuación. Enfrentarme con nuevos horarios, literalmente Broadway Dance Center me ocupaba de 9:00am a 9:00pm de lunes a domingo. Por lo tanto, el potencial de aprender era tanto que los primeros seis meses me sumergí y no hice más nada sino aprender. El resultado de esos 6 meses fue que hice muchas conexiones que me abrieron muchas puertas. Sin darme cuenta, en cada lugar que estaba aprendiendo algo, estaba desarrollando una comunidad que ahora es parte de mi camino”.

La primera audición

No existe un actor que se pueda escapar del proceso de audición y cada uno tiene anécdotas especiales sobre ese proceso, Luis Salgado nos cuenta cómo vivió su audición para el musical Fama.

“La parte de la audición fue una parte más técnica, aparecer en una audición, aprender a leer Backstage que, en aquella época, no era online sino en papel, seleccionar para qué roles podía audicionar… Finalmente, un día aparecí sobre esta audición donde habían 500 personas sobre el bloque de la calle 42, alrededor de Little Sugar Theater, con nieve que quería caer y teníamos que audicionar en el teatro tipo corus line tipo staying alive (el que se equivoca pierde). De repente, de esas 500 personas quedaron 50, luego 20, luego quedaban 10, quedaban 4, hasta que quedé yo con otra persona. Fue la típica película, me la viví completa”. 

Creo firmemente que la vida es una serie de casualidades y no ha sido en vano que este encuentro haya sucedido. Todos los elementos se han alineado para que La Guía Cultural pueda hacer esta entrevista a Luis Salgado. El mensaje es claro y contundente pero, sobretodo, honesto. No todos los días tenemos el honor de leer este tipo de historias que nos cambian la vida, que nos inspiran pero que también nos enseñan, en este caso, a nunca renunciar, a nunca dejar de accionar para alcanzar lo que queremos. No olvidemos las sabias palabras de Calderon de la Barca: “toda la vida es sueño y los sueños, sueños son”.

La conversación

Para mayor información, visita:

Artículos más recientes

Próximos eventos

Translate »